Si lo digo en voz alta…

… pues tocará apechugar, ¿no?

Publicado calendario de running 2017. Justo aquí.

 

Volver. Como los locos. A saldar deudas y correr revanchas.

 

Os veo por las calles 😉

Anuncios

Pensando en largo

Pues sí. Ya toca. Pensar en largo. En correr largo.

Llevo semanas pensando, esforzándome por ir volviendo, poco a poco (más poco a poco de lo que yo imaginaba). Pero volver.

Y tengo sorpresas. Interesantes sorpresas. ¿Me esperas para descubrirlas?

camino escocés

 

Ekiden y Wings for Life 2016

La primera quincena de mayo ha venido cargadita, cargadita.

[De hecho, mayo venía cargadito hasta los topes. Hay 4 fines de semana y medio, y compito en todos menos uno O.o]

Bueno, a lo que iba… Mayo.

Día 1: Ekiden Valencia 2016

Ekiden, o día #SanusVitaeTeam. ¡¡¡Pedazo mañana de diversión!!! Este año 8 equipazos de Sanus fuimos a los relevos y fueron muy guays. Tuvimos desayuno de germanor un rato antes de la salida en el centro que acabamos de abrir (es brutal, ¡¡hay que pasar por allí!!).

Bueno, lo que iba. Mi equipo: Sanus Vitae Bushidos. Capitaneado por el capi Pedro, y formado por Iván (que sigue con su reto de los 50 medios maratones), Vicente Agustí, Manu Cheza, Mensi y servidora.

Tras cambiar 20 veces el orden de los relevos… Al final salíamos así: Vicente (5k), Iván (10k), Mensi (5k), Manu (10k), Perico (5k) y aquí la menda los 7,195 metros restantes hasta completar la distancia maratoniana. El calor fue algo más llevadero que la edición de 2015 (quizá porque empecé a correr como una hora antes que el año pasado). Y mi equipo, voló.

Fue el primer equipo Sanus mixto en acabar (el 3º de los 8)  y el 32º de la clasificación por equipos mixtos. ¿Tiempo? 3:02 y un pico.

¿El resto de Sanus? Hicieron todos un papelón. Hubo quién dobló y hasta hizo triplete de relevos en diferentes distancias, por bajas de última hora. Fue una gran mañana para empezar un mayo bastante competitivo. Luego, fotos 😉

Día 8: Wings for Life World Run Valencia 2016

Y, tan sólo 7 días después de la Ekiden, una carrera novedosa en la ciudad, la Wings for Life (WfL).

¿Por qué novedosa? Porque no sabes cuál es la meta. ¿Cómo?? Pues eso, que no sabes cuándo vas a acabar. Os explico:

Carrera a nivel MUNDIAL y no sólo eso sino que SIMULTÁNEA a nivel mundial. ¿Qué es eso? Pues que se empezó a la misma hora en todas las ciudades en las que se corrió a lo largo y ancho de nuestro querido planeta azul.

En España, se corría este año en Valencia (tras haber pasado por Barcelona y por Madrid) a las 13. Sí, si. Leéis bien. Valencia. Mayo. Una del mediodía. ¿mortal? Nooo. ¡¡Nos salió el día genial para correr a esa hora!! Llovió 🙂

Bueno, a lo que iba. Que sale de todos los puntos del planeta a la misma hora. Y tú echas a correr, a tu ritmo. Y a la media hora, sale un coche, el Catcher Car, detrás de ti. Bueno, detrás a distancia… Media hora detrás, básicamente. Y empieza a 15km/h y va aumentando la velocidad cada 30 minutos. ¿Cuándo llegas a meta? Cuando el Catcher te alcanza.

¿Motiva? ¿Te reta? Pues eso no es lo mejor. Lo mejor es que es completamente solidaria. 100%. Se corre para investigar avances en lesiones de médula espinal.

La carrera… muy chula. Bueno, a ver… Con cositas a mejorar.

¿Recorrido? Cauce del Turia desde Ciudad de la Artes hasta Parque de Cabecera, salir por la huerta dirección Burjassot, vuelta a ciudad por el final de la ronda norte, vuelta a cauce de nuevo hasta las Artes. Paseo hasta la Patacona y vuelta cerca del mar y seguir por la carrertera de mis TL para maratón hacia Saler, Pinedo, Cullera… ¿Cuántos kilómetros? Pues creo que pensaron en unos 80 o por ahí.

¿Cuándo me pilló? Mmm… pues, la verdad, venía post lesión (abril lo tomé para recuperarme y volver en mayo con fuerzas y ganas) y no sabía si haría 20, 25 o 30. Me hubiera gustado llegar a 30, la verdad. Hubiese sido una TL 😛 Al final, 24,6km o algo así. De disfrutar. De correr. De sonreir. De sentir esa libertad que me da correr. Lo pienso un mes después y aún tiemblo.

Me lo pasé en grande (ahora veréis fotos). Compartí kilometrillos con @marianorunner, uno del grupete de @a5elk (muy majos, por cierto, los conocí, por fin, en persona, en la Ekiden). De correr al lado de Roberto Leal, Lucas Locura (marido de Alma Obregón, la de los Cupcakes), Chema Martínez y otros tantísimos cracks y conocidos del panorama deportivo y social español.

Pero esta carrera fue especial para mí por un motivo. Se corre #porlosquenopueden. Por aquellos que han tenido un accidente y la médula les ha quedado dañada y no se pueden mover. Me tocaba de cerca, relativamente…

El primo de Nacho (con casi 18 años, y planteándose estudiar algo relacionado con la educación física y demás) tuvo a mediados de abril la mala pata de caer mal de una colchoneta elástica. Tras estar 10 días en la UCI, con un par en coma inducido y demás y operaciones en paralelo de cierta gravedad, ha perdido la movilidad desde las vértebras cervicales. Desde las cervicales. Es decir, no puede ni rascarse la nariz. Ni comer por sí mismo. Evidentemente, de levantarse no hablamos y de practicar deportes (que le encantaba) mucho menos. Lo conocí en marzo y cuando nos comunicaron la noticia, se nos cayó el alma a los pies. Mis 24,6km fueron por él. Y por otros tantos que les ha pasado parecido.

Hay ciertas enfermedades que se deben seguir estudiando para mejorar la calidad de vida de los enfermos. Si corriendo puedo ayudar a ello, voy a correr muuchos kilómetros.

Ah, la WfL se queda en Valencia hasta 2018, y yo ya me he apuntado para la  de 2017. Si quieres hacerlo, no lo dudes, pincha aquí.

Os dejo unas cuantas fotitos de estos dos días y os adelanto. Semana que viene os cuento la 10k Godella y muchas cosas más.

#LiveSanus #LiveRunEnjoy

El pase de diapositivas requiere JavaScript.