Horchata solidaria

Quien más quien menos ha sufrido de cerca, o conoce a alguien que lo ha hecho, una enfermedad terrible: el cáncer. Por esas personas que han luchado la batalla con mejor o peor final, corrí ayer. Solidaridad en estado runner. Ahí va mi crónica de la 10k Divina Pastora Alboraya Contra el Cáncer 2015.

 

Correr en Alboraya de nuevo, ha sido un gustazo. Repetía prueba, ya sabía dónde podía pinchar, iba preparada, así que no ha tenido nada que ver con 2014.

Hace un año dije que repetiría, y así ha sido. La organización, de nuevo, de sobresaliente. El recorrido, ligeramente diferente, muy bueno también. Ambientazo, voluntarios, manguerazos… Carrera para repetir de nuevo siempre que me sea posible.

Este año, el calor era todavía peor, ya que llevamos un par de días sumidos en una ola de calor, así que las previsiones que tenía, no sabía si iban a cumplirse (ya sabéis que yo y el calor nos llevamos bastante, bastante mal).
Para combatir la deshidratación, me pasé el día bebiendo mucho (agua e isotónico) y me cargué con un bidoncito de agua para la carrera – siguiendo instrucciones de un gran compañero y amigo de Sanus, Pedro Mas.

El caso es que llegaba a Alboraya pasadas las 7 de la tarde. Había quedado con Juan para foto y con Elena, que venía desde Foios simplemente para animar. Pero tras pasar por guardarropía a dejar trastos, necesitaba con urgencia un aseo. Tanto líquido al final…

Solventado el problemilla fisiológico, y encontrados Elena y Juan, un par de fotitos, xarraeta y encontrarme con una excompi de trabajo (corre el marido, ella anima), me encaminé  a los cajones de salida.

Y ahora sí, una pequeña queja. Señores runners, cuando se inscriben en una carrera, marcan tiempo estimado para completar la prueba, y en la salida deben instalarse en el cajón correspondiente. El dorsal suele indicarles, por si lo olvidaron, su tiempo.

Pues no, en Alboraya se pasaron los cajones por donde yo me sé… En mi cajón (sub 50) estaba rodeada por algunos sub50, muchos más de 50, y otros directamente sin tiempo. ¿Perdona?

¿De la carrera? En realidad, muy poco que contar que no contara hace un año. De recorrido no voy a hablar, había un ligero cambio de trazado, que nos llevó más por el pueblo, y que estuvo bien. Luis Félix volvió a ganar en casa y poco más.

Salí volando ligera, más de lo que pensaba y cuando me hice mi hueco entre los corredores y dejé pasar unos kilometrillos, me acoplé a un ritmo cómodo de entre 4:40-4:50. La brisa de lado en la huerta picaba, el sol también. Primero en la espalda, y luego en la subida del Carraixet. En el tramo huerta-Patacona bajé algo el ritmo, y en el Carraixet, sin ver nada, fui cogiéndome de nuevo a un ritmo  decentillo.

Si miraba alrededor, sólo veía compañeros (masculino plural) corredores. ¿Y las mujeres? ¿Se habían escondido? No sé, pero ya no sé si fue antes del Carraixet o justo en la entrada de Alboraya que había un grupito de gente animando, con niñ@s y eso. Y se pusieron a gritar “¡¡una chica!! ¡¡vaaamos!!”. Pensé, no soy la única… 😛

Bueno, ¿y al final? Pues al final, como es ya costumbre y mi sello particular, sprintada en los últimos 200metros, y ¡¡entrada en meta en 47:08!! (tiempo real). Eso supone que bajé marca, oficialmente, en 10k (la anterior se quedó en enero, en la 10k Divina Pastora de Valencia en 49:36). Así que, a pesar de todo el calorazo, nueva MMP en distancia 10k. Y 18ª mujer, y 12ª de mi categoría. No está mal, ¿verdad?

IMG_20150628_024712

Mi compi de Sanus, Elena, me cazó a toda velocidad jejeje en el sprint de entrada a meta. Y le quedó una pedazo de foto…¡¡Gracias!! Por las fotos, y por venirte a animar con la estaba cayendo.

Y ya que doy gracias, empiezo por Pedrito. Gracias compañero por todos los consejos, la confianza, los ánimos, todo. Estos dos sábados me ha faltado la salidita contigo. Es un gustazo aprender de ti 🙂

Gracias de nuevo a Rubén y todo el Sanus Vitae Team. Es genial sentirse parte de algo más grande, más aún cuando la locura que me planteé hace 6 meses parece que podré llevarla a cabo.

Gracias a la instafamily runner de nuevo. Ánimos, saludos… transmiten energía.

Y por último, gracias a todos los que, con vuestra lucha contra esta enfermedad, nos dais fuerzas al resto. Va por todo vosotros.

#LiveSanus

 

Os dejo algunas fotitos… 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Anuncios