RESPÉTAME

RESPÉTAME

Juntas Es Mejor

AUDIO POST:

“No me bajes la luna y las estrellas, mejor rueda conmigo y vamos a verlas” Anónimo

Queremos salir sin miedo.

Queremos pedalear sin presión.

Queremos que cada vez haya más gente en bici.

Queremos que la vida nos vaya sobre ruedas.

Queremos respetar y que nos respeten.

Y es que el respeto mutuo es posible. No deberíamos pensar que es una utopía o que es imposible llegar a una conciliación.

img-20150621-wa0011

Deberíamos ser todos conscientes de que encima de una bici y dentro de un coche hay…VIDAS. Y familias enteras, madres y padres luchadores, hermanas a las que adoras, abuelos que siguen cuidando de ti más que de ellos mismos, hay peques queriendo ser Contador , Mantecón o el mismísimo Induráin.

CYMERA_20170526_231638

Aquellos que no utilizáis la bici tendréis ganas de decirnos: “Ya, yaaaaaa pero es que los ciclistas tampoco respetáis mucho… vais como locos… en grupo y…

Ver la entrada original 495 palabras más

#BackToRun: Ekiden

¡¡¡Mayo!!! Cuenta atrás, meses por delante y trabajo muy, muy duro.

Os cuento cómo he vuelto al running tras 6 meses de apenas correr pero algo de gym (spinning, elíptica y pump).

Eso que una quiere entrenar, y le falla todo. Las fuerzas, las ganas y vuelven los miedos. Esos miedos que aparecieron el 23 de octubre pasado. Ese fantasma de la mente que te dice que no puedes cuando eres muy, pero muy capaz.

 

En fin, que sin entrenar nada, a pesar de haberlo intentado mil veces, te plantas el 30 de abril en la Ekiden Valencia 2017 con dos equipos, para hacer dos relevos de 5km. ¿Nos hemos vuelto locos o qué?

El viernes anterior, salgo a desengrasar, cojo el pulsómetro, me calzo las zapatillas y… muero. Pulsaciones por la nubes, apenas 4/5 kms mal hechos, ritmos fuleros pero lo que más preocupa es el cuore. ¿Cómo narices llevo 186 pulsaciones de media si voy a 5:20? ¿¿Estamos locos o qué?? Tras el descalabro, nota mental: “este año va a costar, pero vamos  a hacerlo bien”.

Ekiden 2017

Dos equipos. Dos relevos. Diez kilómetros en total. Mucho sufrir.

1st round: Ikigai Team

Eso que tu primo (el que me metió en los retos) te dice que les falta una chica en el equipo. Que si puedes ayudarlos. Ayys, y me metí en el marrón. Pues hacía mes y medio que le había dicho a Juan que haría equipo con ellos “pero un relevo cortito, que no estoy corriendo nada”.

Así que, prometes hacerlo lo mejor que puedas y sabes que no va a salir bien jajaja. Pero bueno, te toca el primer relevo, el primer 5k.

Es la tercera vez que participas en esta prueba por equipos, y la primera que saldrás al toque del gong.

8:55am. Bajas a pista, histérica, te metes en la multitud, y cierras los ojos para concentrarte. Te da pena perderte el espectáculo de la salida por Joxe, pero bueno… te centras en los primeros 5km tras muchos, muchos meses.

9:00am. GONG. Arrancas, y como siempre, te quemas en la pista. Sales del estadio y piensas “cuánto echaba en falta el río”.

En fin, ¿qué más contar? Que sufrí como hacía años no sufría corriendo. Pero acabé en un honroso 25:45. Pasé el relevo a mi primo y me bebí hasta el agua de los floreros 😛

Recogí la primera medalla del día y fui a buscar a mi Nacho, que no sé aún cómo lo convencí para madrugar un domingo.

2nd round: Beer Runners Amuuunt

Equipazo formado por los instarunneros más locos de Valencia, séase Juan y su inseparable Gloria, María, Nuria y un amigo de María, Carlos (y servidora, claro). Aquí cada uno llegaba como podía.

Juan, recién mimero (dícese de aquellos finishers de la MiM en Castellón), Gloria crack en montaña, en asfalto y en todo lo que se precie, María, triatleta, futbolista, runner, futura arquitecta y Nuria, que la pobre lleva dos años que si no le sale un tecla le salen dos, pero eso sí, acababa de hacer el medio maratón de Madrid.

Bueno, al lío. Esta vez, soy el segundo 5k (tercer relevo). Bajo a zona de intercambio de tasukis y no veo a nadie de mi equipo en nuestro cajón 😦 pero bueno, Juan está al caer, así que, a esperarlo. Y aparece al fondo, una bala naranja (llevábamos las camisetas de los Beers Runners, cortesía del club y del enchufillo), me pasa el tasuki y tiro.

Vuevo a quemarme. Ays que siempre me pasa igual en el tartán. No sé medirme. Yo creo que hago esos 400m a 4:30 mínimo. ¿Qué implica eso? Que salgo del estadio y quiero morir. Y de hecho, muero. Me paro sigo, busco mis queridas fuentes (qué calor), corro, me paro… Vamos un desastre. Pero bueno, oye, que llego al estadio de nuevo.

Lecciones

Pues, creo que estreno apartado en los posts. Quizá no siempre lo haya, pero ¿por qué no señalar aquello aprendido a golpes?

Pues allá voy. Lecciones aprendidas el 30 de abril en mi 3r Ekiden:

  • ¡¡Entrena!! Narices! hacía mil que no corría y sólo a mí se me ocurre hacer dos relevos en modo pro jajaja. Que ni pro ni nada, tiempos horribilis y pulsaciones por las nubes.
  • Este año, vamos a currar bien. Empezando por medir bien tema de pulsaciones y control de frecuencia cardíaca. Os lo cuento mejor en un post dentro de unas semanas
  • con calor, bebe!!! y entre relevos, come!! 😛 casi me desamyo con los beers, de hecho, luego empecé a encontrarme mal, mal… y vomité y todo
  • ¡¡Disfruta!! De eso sé mucho, y quiero seguir aprendiendo a disfrutar de este deporte que me ha cambiado a vida

[las fotos, pronto]

Siete/Set/Seven/Sept/Sieben

Pues eso, 7 meses.

 

Empieza la temporada de madrugones, de volver a darlo todo, de controlar absolutamente cada paso, gesto, comida. Porque todo suma y todo resta. En definitiva, todo, absolutamente todo, cuenta.

 

¿Me acompañáis en el camino, de nuevo?

 

#maratoniana